Quien dirige  el Crecimiento

de su Empresa?

Emprendimiento Directivo.png

Por Jesús Flores Arias 

México irrumpe en los nuevos mercados de alta competencia y requiere de una nueva generación de empresarios que tenga conocimientos profundos sobre cómo organizarse y adaptarse para alcanzar el éxito. Estoy convencido de que no existe el nivel de incompetencia; lo que falta es la capacidad de adaptación.

 

¡Quién le hace a qué a quién?, es algo muy claro en la mayoría de las organizaciones. Lo que hace falta es un sentido de lo que se necesita hacer y un sistema para realizar las cosas en un orden natural o lógico; dicho de otra manera no es una cuestión de "quién" sino de "que".

Las organizaciones son sistemas divididos por subsistemas interrelacionados entre sí y con el medio o entorno que lo rodea; lo que obliga al empresario a diagnosticar su organización para conocer que esta sucediendo en realidad, en lo referente a: competitividad, productividad, rentabilidad, liderazgo, factor humano y soporte administrativo y legal.

0001_edited.jpg

México irrumpe en los nuevos mercados de alta competencia y requiere de una nueva generación de empresarios que tenga conocimientos profundos sobre cómo organizarse y adaptarse para alcanzar el éxito. Estoy convencido de que no existe el nivel de incompetencia; lo que falta es la capacidad de adaptación. 

Una vez realizado el diagnóstico en su organización podrá identificar los problemas (áreas críticas de mejora), así podrá prepararse para un crecimiento sano y organizar los resultados de su empresa. 

Pero si usted, empresario, no se decide a asumir este rol de dirección al frente de su organización, nadie lo hará por usted. Pasarán las horas, los dias, las semanas, y su competidor administrará mejor sus recursos y debilitará el margen competitivo de su empresa.

 

La dispersón es uno de los lastres en que se ve envuelto todo empresario. Ésta se da cuando el empresario se dedica a crear nuevos negocios sin poner la debida atención en ellos. Es precisamente aquí donde los subsistemas empiezan a dominar a la organización y por consecuencia, al empresario.

La carencia de capacidades y habilidades directivas del empresario para dirigir su sistema, dificulta la concentración, y esto no permite reconocer sus fuerzas y debilidades para emprender acciones orientadas a adaptar su estilo de vida  directivo, y así responder anticipadamente a los cambios que enfrenta su negocio.

Los problemas que enfrenta la pequeña y mediana empresa no estriba tanto en las finanzas sino en el adecuado aprovechamiento del potencial de todos los recursos. La concentración estratégica es importante en toda organización, ya que permite evaluar nuestros mejores recursos respecto a nuestras mejores oportunidades. 

El empresario y su gente se distraen y diluyen debido a una diversidad de fuerzas, internas y externas a la organización. Para competir exitosamente en el mercado global de los próximos años. las empresas deben concentrar sus pensamientos y esfuerzos. Deben orientarse y dirigirse estratégicamente.   

La concentración estratégica no debe ser un ejercicio que se hace una vez al año y que la gente se ve forzada a continuar, por el contrario, es un proceso mediante el cual los ejecutivos de primera línea de una organización, deciden qué acciones tomar para ganar y sostener una ventaja competitiva que se a significativa en el mercado. La concentración estratégica es un talento para elevarse por encima de los detalles y ver lo que se está haciendo.

Emprendimiento Directivo hacia el 2030

México irrumpe en los nuevos mercados de alta competencia y requiere de una nueva generación de empresarios que tenga conocimientos profundos sobre cómo organizarse y adaptarse para alcanzar el éxito. Estoy convencido de que no existe el nivel de incompetencia; lo que falta es la capacidad de adaptación. 

GettyImages-595348839.jpg

Staff

Jesús Flores A.

Instructor